Todos los museos son potenciales Museos de Derechos Humanos

Creemos que todos los museos, cualquiera sea su tipología, son potenciales Museos de Derechos Humanos. Y eso es realmente así porque todos los museos pueden, desde sus propias perspectivas, referirse a los derechos y obligaciones que regulan las vidas de sus públicos.

Es obvio que los museos focalizan sus actividades en los temas que conciernen a sus tipologías. Así, los museos de arte se ocupan del arte y de la belleza y los de ciencia se ocupan de la innovación. Pero hoy, los museos que mejor logran atraer a sus públicos son aquellos que generan exposiciones en las que no solo muestran sus colecciones bellas o históricas, sino que además son capaces de conmover e impulsar a reflexionar sobre aspectos de nuestras propias vidas.

Estamos terminando el primer cuarto del siglo XXI. La revolución digital nos está empujando desde una estructura estable y conocida a una nueva y temporaria. Todos tenemos que actualizarnos o incluso re-formatearnos periódicamente.

Si los museos no se enfocan en identificar y reflejar las necesidades de la gente, van a fallar en su misión de servicio, a riesgo de resultar solo proveedores de entretenimiento o templos privados para académicos.

Los museos necesitan resultar atractivos para los diversos públicos, y esto lo pueden lograr creando exposiciones que hagan referencia a problemas del día a día. Pero deben hacerlo reflejando la multiplicidad de voces y estableciendo un marco para la confrontación respetuosa, contribuyendo así a la construcción de consenso.

Esto parece señalar que uno de los desafíos más urgentes para nuestros museos es alinear sus objetivos con las necesidades de sus comunidades.

¿Una tarea imposible? Un desafío difícil, pero así es como los museos servirían mejor.

Por |2018-10-22T12:10:39+00:00octubre 22nd, 2018|Categorías: Noticias|Etiquetas: , , |Comentarios desactivados en Todos los museos son potenciales Museos de Derechos Humanos