MUSEOS EN ACCIÓN2019-03-18T11:56:00+00:00

Sede Colombia para la Exposición “Artículo 25”

A partir del 20 de junio, las 30 fotografías seleccionadas en el Concurso “Artículo 25” (https://www.fihrm-la.org/fihrm-la-en-accion/) se expondrán en el Museo Nacional de Colombia en la ciudad de Bogotá.

Este museo, creado en 1823, es uno de los más antiguos de América. Ofrece a sus visitantes diecisiete salas de exposición permanente, en las cuales se exhiben alrededor de 2500 obras y objetos, símbolos de la historia nacional. Es un lugar de encuentro entre los ciudadanos de Colombia y el mundo con sus patrimonios, para dialogar, celebrar, reconocer y reflexionar sobre el pasado, el presente y el futuro.

Este y cada uno de los museos que expondrán las fotografías del concurso Artículo 25 son espacios gestionados para promover el cumplimiento de los Derechos Humanos y, como tales, son los ámbitos elegidos por FIHRM-LA para compartir las miradas de los miembros de las distintas comunidades, ahora reflejadas en las imágenes que capturan con sus cámaras.

Sede República Dominicana para la Exposición “Artículo 25”

A partir del 14 de junio, las 30 fotografías seleccionadas en el Concurso “Artículo 25” (https://www.fihrm-la.org/fihrm-la-en-accion/) se expondrán en el Museo Memorial de la Resistencia Dominicana (MMRD) en Santo Domingo.

El MMRD busca rescatar y preservar la memoria histórica de los dominicanos. Su objetivo es contribuir en la consolidación de una sociedad basada en la cultura de la paz, la tolerancia, la no discriminación, la verdad, la justicia y el respeto por los derechos humanos, cultivando virtudes cívicas en una ciudadanía responsable, con el fin de evitar los abusos y la violencia por parte del Estado y de los grupos de poder.

Este y cada uno de los museos que expondrán las fotografías del concurso Artículo 25 son espacios gestionados para promover el cumplimiento de los Derechos Humanos y, como tales, son los ámbitos elegidos por FIHRM-LA para compartir las miradas de los miembros de las distintas comunidades, ahora reflejadas en las imágenes que capturan con sus cámaras.

Sede México para la Exposición “Artículo 25”

A partir del 12 de junio, las 30 fotografías seleccionadas en el Concurso “Artículo 25” (https://www.fihrm-la.org/fihrm-la-en-accion/) se expondrán en el Museo Legislativo “Sentimientos de la Nación” de la Ciudad de México.

El Museo Legislativo es un espacio de reflexión y de diálogo que promueve entre el público visitante los principios democráticos, la cultura de la legalidad y el estado de derecho, con el fin de contribuir a la formación de una ciudadanía participativa, tolerante, reflexiva y transformadora de la sociedad.

Este y cada uno de los museos que expondrán las fotografías del concurso Artículo 25 son espacios gestionados para promover el cumplimiento de los Derechos Humanos y, como tales, son los ámbitos elegidos por FIHRM-LA para compartir las miradas de los miembros de las distintas comunidades, ahora reflejadas en las imágenes que capturan con sus cámaras.

Sede Guatemala para la Exposición “Artículo 25”

A partir del 16 de mayo, las 30 fotografías seleccionadas en el Concurso “Artículo 25” (https://www.fihrm-la.org/fihrm-la-en-accion/) se expondrán en el Instituto Internacional de Aprendizaje para la Reconciliación Social (IIARS) de la ciudad de Guatemala.

El IIARS fue creado en el 2007 con el objeto de brindar un espacio para dialogar y aprender sobre los problemas que los guatemaltecos enfrentan en el ámbito de la reconciliación social, como producto del conflicto armado, de la larga historia de racismo y de las exclusiones sociales que han vivido.

Este y cada uno de los museos que expondrán las fotografías del concurso Artículo 25 son espacios gestionados para promover el cumplimiento de los Derechos Humanos y, como tales, son los ámbitos elegidos por FIHRM-LA para compartir las miradas de los miembros de las distintas comunidades, ahora reflejadas en las imágenes que capturan con sus cámaras.

Primera sede de la Exposición “Artículo 25”

A partir del 24 de abril, las 30 fotografías seleccionadas en el Concurso “Artículo 25” (https://www.fihrm-la.org/fihrm-la-en-accion/) se expondrán en el Museo Internacional para la Democracia de la ciudad de Rosario, Argentina, en el marco de la apertura de sus nuevas salas.

Este museo fue creado para “promover la libertad de expresión, el respeto por el otro y el debate sobre ideas diferentes”. En palabras de su fundador, Guillermo Whpei, es “un espacio para reflexionar sobre la Democracia y para debatir sobre sus deudas. Un lugar para luchar por una democracia mejor, más inclusiva, más participativa, más equitativa”.

Este y cada uno de los museos que expondrán las fotografías del concurso Artículo 25 son espacios gestionados para promover el cumplimiento de los Derechos Humanos y, como tales, son los ámbitos elegidos por FIHRM-LA para compartir las miradas de los miembros de las distintas comunidades, ahora reflejadas en las imágenes que capturan con sus cámaras.

El proyecto #UDHRquilt en el Museum of Australian Democracy (MoAD)

El proyecto #UDHRquilt es una iniciativa de colaboración de craftivismo que documenta la Declaración Universal de Derechos Humanos. Se vale de la artesanía como recurso y estrategia para celebrar la Declaración y despertar conciencia de las maneras en que se la pone en peligro, o incluso se la viola, en todo el mundo.

En un momento en que el mosaico de libertades está en plena ebullición, el craftivismo es un movimiento internacional que combina artesanía y activismo en una protesta serena y a la vez potente para quienes aspiran a lograr un cambio social y político. El craftivismo permite que las personas participen activamente en la democracia, que procuren el cambio social y que sostengan la esperanza de transformar el mundo puntada a puntada.

En el corazón de este proyecto, se encuentran cuatro tapices con 30 bloques bordados que representan los 30 artículos de la Declaración. Los bloques interactúan de manera crítica con los artículos, celebrando los significados intrínsecos de este documento emblemático que ha cumplido 70 años. A su vez, dirigen la atención hacia los problemas locales y mundiales de derechos humanos. El mensaje cosido en los bloques pretende inspirar a los visitantes a que piensen, se comprometan y actúen.

Gracias al poder de las redes sociales, las craftivistas Tal Fitzpatrick de Australia y Stephanie Dunlap de EE.UU. iniciaron la convocatoria para sumar colaboradores. Los tapices son la creación de artistas que viven o tienen un patrimonio cultural en cada uno de los continentes, con la excepción de la Antártida. Desde Australia hasta Argentina, de India a Estonia, de Sudáfrica a Suecia, estos 131 artistas crearon una comunidad que se nutre en el apoyo y en el respeto mutuo, en la pasión por la artesanía y por lo textil, así como la dedicación a defender los derechos humanos de todos, sin excepción.

El proyecto #UDHRquilt trasciende los límites de las experiencias museísticas tradicionales con su invitación a que el público se involucre. Los visitantes pueden entrar en el mundo del craftivismo participando en diversas actividades artesanales, en talleres y en eventos con base en la comunidad. La artista textil, Tal Fitzpatrick, estará presente en eventos especiales durante toda la exposición para facilitar los talleres y para debatir sobre el ejercicio cotidiano de la democracia a través del craftivismo.

Para ampliar la información sobre el proyecto, sobre los tapices y sobre los craftivistas, visite el sitio web #UDHRquilt Project website.

Fuente: https://www.moadoph.gov.au/exhibitions/udhr-quilt-project/

III Encuentro Internacional de Espacios de Memoria en el LUM de Perú

Organizado por el Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM) en la ciudad de Lima, Perú, tuvo lugar el pasado 12 y 13 de diciembre, el III Encuentro Internacional de Espacios de Memoria. Se desarrolló bajo la modalidad de conferencias magistrales y talleres dedicados a pensar los modos en los que los museos latinoamericanos abordan el tema de sus pasados traumáticos. Esta tercera convocatoria puso su mirada también en el legado de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuyo 70.° aniversario se cumplió el pasado 10 de diciembre, y en la importancia de promover la formación de vínculos entre las distintas iniciativas memoriales para la formación de redes de apoyo e intercambio a nivel nacional y latinoamericano, con miras a generar en el futuro compromisos de trabajo en conjunto

De este encuentro internacional participaron representantes de Colombia, Chile, Argentina, España y Perú, quienes lograron construir con cada una de sus presentaciones un poderoso mosaico de visiones e interpretaciones acerca de los modos en que nuestras sociedades contemporáneas asumen o rechazan el legado de la transmisión de la memoria.

El Museo Casa de la Memoria de Medellín estuvo representado por Adriana Valderrama, su ex directora, quien analizó los complejos procesos que ha atravesado y atraviesa la sociedad colombiana a lo largo de más de 50 años de conflicto armado. Rayén Gutiérrez Cortés, del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Santiago de Chile, analizó las nuevas propuestas temáticas de esa institución y la ampliación de sus actividades orientada a la comprensión de los nuevos dilemas de la escena cultural y política chilena. Por Argentina, Rubén Chababo, docente universitario y asesor de FIHRM-LA, propuso reflexionar sobre la importancia de los espacios memoriales como necesarios enlaces entre los pretéritos dolorosos y este presente, cargado de nuevos fenómenos de violencia. Por su parte, los españoles Jordi Ibáñez Fanés, de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, y Miguel Vázquez Liñán, de la Universidad de Sevilla, presentaron un tema que no deja de tener vigencia, como es el de la memoria histórica de la Guerra Civil Española en la España de nuestros días. También participaron activamente de estas jornadas dos figuras centrales de la escena cultural peruana contemporánea: Víctor Vich, docente e investigador de la Pontificia Universidad Católica del Perú, especialista en temas relacionados a política y cultura; y José Carlos Agüero, escritor y autor de Los rendidos y Persona, dos textos claves para comprender la complejidad interpretativa del conflicto armado peruano.

Cada uno de las presentaciones y talleres dictados por los representantes de estas instituciones y países permitió reflexionar y debatir la compleja responsabilidad que le cabe a los espacios memoriales en su tarea de abordar estos pasados, ya sea a través de la construcción de guiones narrativos que provoquen el interés del público como también el abordaje de zonas y capítulos del ayer considerados conflictivos. El tema de las audiencias, el de la educación y el de las formas de representación también estuvieron presentes, así como el de la responsabilidad que le cabe a los diferentes estados en el deber de acompañar y sostener estos proyectos memoriales.

El LUM acogió este intenso programa de actividades en su sede, ubicada en el barrio de Miraflores, un edificio imponente ubicado sobre los acantilados, frente al océano Pacífico y construido no hace muchos años atrás con el mandato de interpretar y transmitir a las nuevas generaciones el drama que significó para ese país el conflicto armado sostenido con el grupo guerrillero Sendero Luminoso, un conflicto que dejó un saldo de miles de desaparecidos y asesinados, además de amplios sectores de la geografía peruana arrasados por la intensidad y violencia que caracterizó a esa guerra.

Una vez más, este III Encuentro Internacional puso de manifiesto no solo la importancia que tiene para cada una de nuestras sociedades el abordaje de estos pasados traumáticos, sino además la necesidad y la utilidad de poner en cotejo y diálogo diferentes experiencias museísticas para, de ese modo, extraer aprendizajes y enseñanzas útiles para el mejoramiento de las labores institucionales.

 Fuente: Rubén Chababo, consultor de FIHRM-LA.

Encuentro con Adele Chynoweth: Reflexiones sobre el futuro de los museos de derechos humanos

Hace poco me encontré con Adele Chynoweth en Canberra.

Canberra, capital de Australia, reúne las principales instituciones culturales del país: National Museum of Australia, National Gallery of Australia, Australian War Memorial y Museum of Australian Democracy. Visitamos con Adele algunos de estos museos y, mientras caminábamos juntas por las salas, Adele reflexionó acerca de si es correcto tan solo exhibir los relatos acerca de los derechos humanos.

“Es cierto que las sociedades tienen memorias cortas. También es cierto que los museos pueden desafiar nuestro olvido colectivo. Sin embargo, ¿es suficiente con exhibir los episodios difíciles de la historia?”, se preguntaba Adele.

“¿Estamos reemplazando la curiosidad de escritorio del siglo XIX con relatos provocadores que nos llegan desde la historia social?”, reflexionó. “A través de estas exhibiciones de historia social, ¿no estamos meramente ofreciendo más oportunidades educativas a los visitantes de clase media, que ya tienen acceso a la educación?”.

Adele admitió que algunos museos ni siquiera hacen eso.

“Es como si tuvieran una alergia sistematizada a cualquier tema controvertido”, observó Adele después de haber visto varias exhibiciones que celebraban el matrimonio igualitario en Australia, logrado hace un año.

“En Australia, la prensa y la televisión masivas deben debatir un tema difícil antes de que algunos museos se atrevan a tratarlo,” se lamentó Adele. “Aquí el museo simplemente vuelve a mediatizar un tema que ya se ha mediatizado. Dejemos que otros lo muestren en los titulares y esperemos hasta que el tema se haya debatido hasta el cansancio, se haya procesado, se haya vuelto aséptico, se hayan concedido posiciones para que lo único que ahora le quede por hacer al curador del museo sea sencillamente ponerle una nueva etiqueta y darle un nuevo marco de referencia. De manera que un tema que alguna vez fue controvertido, ahora se muestre de manera inocua, compartimentalizado y despojado de controversias. El visitante al museo se maravilla ante el diseño, el objeto, la muestra… El espectáculo es el cómo, no el qué”.

“No todos los museos son así”, concedió Adele. “Hay exposiciones fascinantes y valientes en todo el mundo. Pero me interesa el próximo paso. Que no nos quedemos en meramente debatir si deberíamos o no exhibir lo difícil y controvertido. Sí, deberíamos. Es evidente. Ahora necesitamos otro diálogo internacional. Tenemos que tener claro que, en el proceso de búsqueda y exhibición de los relatos sobre derechos humanos, no estemos reforzando las relaciones dominantes de poder. ¿Ahondamos en los testimonios personales de los sobrevivientes y los marginados para aumentar la autoridad de los privilegiados?¿Para permitirles unos minutos de empatía que luego puedan compartir con sus colegas en esos entornos que aumentan su capital social?”.

Las reflexiones de Adele se inspiran en el comentario de Bernadette Lynch, académica y profesional de museos, sobre este tema, así como también en el trabajo de Sarah Smed, que lidera en forma colegiada tareas que cambian vidas en el Danish Welfare Museum. Adele también ha aprendido mucho en sus campañas con los sobrevivientes de abuso institucionalizado de menores.

“Debemos centrarnos no solo en educar y despertar conciencias en los visitantes a los museos sino también en dirigir nuestra atención a los marginados”, sostiene Adele. “¿Qué pueden enseñarnos los vulnerables? Tomamos sus historias. ¿Qué podrían ellos, los vulnerables, con todo el derecho del mundo, reclamar de nuestros museos en reciprocidad? Debemos guardar silencio y escuchar… no solo para detectar el material que exhibiremos, sino para que colegiadamente elaboremos un proyecto de cambio social. ¿Y cómo cambiaría esto nuestras prioridades y el ejercicio de nuestra profesión ahora y en el futuro?”.

Son preguntas muy acuciantes. Atesoramos la resonancia que tienen para nuestro trabajo en FIHRM-LA. Luego decidimos compartirlas, para que todos los miembros de la comunidad de FIRHM-LA puedan participar en estas reflexiones. Esperamos que pronto puedan aportar su opinión.


Acerca de Adele Chynoweth
Adele es profesora en el Centre for Heritage and Museum Studies de la Australian National University (ANU) y asesora internacional de Welfare Stories: from the Edge of Society, un proyecto de justicia e historia social que se desarrolla en Dinamarca, en colaboración con el Welfare Museum, Svendborg y el Centre for Welfare State Research, University of Southern Denmark. Adele también ha curado exposiciones, entre ellas, la exhibición itinerante “Inside: Life in Childre’s Homes and Institutions” del National Museum of Australia. En el congreso de FIHRM del 2017, que se llevó a cabo en Rosario, Argentina, Adele expuso acerca de su trabajo como investigadora y activista con menores internados en un centro psiquiátrico para adultos en Brisbane, Australia. Estos menores no tenían enfermedades mentales ni habían cometido delito alguno, no obstante, se los había considerado delincuentes juveniles simplemente porque se habían escapado de situaciones de maltrato, habitualmente, en orfanatos. En 2017, el gobierno de Queensland finalmente concedión a estos sobrevivientes pagos ex-gratia. El mes pasado en ANU, en reconocimiento del trabajo de Adele, se le otorgó el Vice-Chancellor’s Award for Public Policy and Outreach. 

Fuente: Susana Meden, Directora ejecutiva de FIHRM-LA.

Exposición sobre la masacre de Acteal en el Museo Legislativo de México

El pasado 21 de noviembre, el Museo Legislativo “Sentimientos de la Nación”, ubicado en la ciudad de México, inauguró la exposición fotográfica “A 21 años de la masacre de Acteal. Las mujeres de X’Oyep de Pedro Valtierra”. Esta muestra es resultado del esfuerzo conjunto del Museo Legislativo y de la Fundación Pedro Valtierra.

A través de imágenes fotográficas, de un paper (de libre descarga, tanto en español como en inglés) y de una presentación multimedia, se describen los sucesos acaecidos a partir del 22 de diciembre de 1997 en la comunidad de Acteal, localizada en el estado de Chiapas de la República Mexicana: 45 indígenas tzotziles desarmados fueron masacrados por integrantes de un grupo paramilitar de la región cuando se encontraban orando en el seno de una iglesia cristiana protestante.

La labor fotoperiodística de Pedro Valtierra logró atraer la atención internacional sobre el suceso. El 3 de enero de 1998 captó con su lente el momento en que mujeres indígenas encararon a las fuerzas castrenses en X’Oyep. La imagen que da título a la exposición quedó para la posteridad como una muestra de la violación a los derechos humanos de los pueblos indígenas.

La exposición temporal consiste en diez fotografías tomadas por Pedro Valtierra. En cada una de ellas, se relata la conformación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, las políticas represivas del Estado mexicano para desarticularlo y las consecuencias funestas del paramilitarismo en el sureste del país, las cuales enmarcaron la masacre.

La exposición presenta parte de este acervo fotográfico para que se recuerde que, a más de dos décadas de acaecida la masacre, esta continúa impune y que no ha habido un ejercicio efectivo de los derechos humanos de las víctimas, a pesar de ser considerada por distintas asociaciones como un crimen de Estado.

Se podrá visitar esta exposición hasta el 17 de enero de 2019.

Fuente: Diana Gaytán Jiménez y Ricardo Rodríguez, corresponsales FIHRM-LA México.

Exposición “¿Por qué estamos como estamos?” en Guatemala

La Exposición Interactiva “¿Por qué estamos como estamos?” es un proyecto del Instituto Internacional de Aprendizaje para la Reconciliación Social (IIARS) que tiene lugar en la ciudad de Guatemala.

El objetivo de la Exposición es promover mayor conocimiento sobre los retos sociales que los guatemaltecos enfrentan como producto de la larga historia de racismo, discriminación, desigualdad y violencia que derivaron en un conflicto armado interno que duró 36 años (1960 y 1996). El IIARS desarrolla metodologías, recursos educativos y materiales para facilitar que los docentes aborden estos temas difíciles con sus estudiantes en el aula. La exposición es visitada por niños y jóvenes en edad escolar.

Como parte del calendario escolar 2018, se desarrolló junto con el Ministerio de Educación de Guatemala un taller dirigido a docentes, con el objeto de prepararlos para conmemorar la semana de la diversidad cultural. Más de 1000 docentes de educación primaria y media del área metropolitana de Guatemala asistieron en el mes de junio a este taller en la sede de la Exposición y recibieron insumos pedagógicos para celebrar la diversidad cultural en las escuelas. Del 16 al 20 de julio, los docentes replicaron las actividades educativas propuestas en el taller con sus estudiantes en las aulas o visitaron la Exposición.

El IIARS, en conjunto con el Ministerio de Educación y con más de 20 instituciones guatemaltecas e internacionales, integradas en una Mesa Técnica de Educación para la Paz, la Memoria y los Derechos Humanos, promueve la reformulación de la formación ciudadana en el sistema educativo guatemalteco.

Más información en: http://www.iiars.org/pages/programas-y-proyectos/exposicion-iquestpor-que-estamos-como-estamos.php

Fuente: Vivian Salazar Monzón, corresponsal FIHRM-LA Guatemala.

Exposición en la sala “Hacer sociedad” en el Museo Nacional de Colombia

Durante años, la “L” o “calle del Bronx” fue un lugar estigmatizado y violento en la ciudad de Bogotá, pero también un espacio de encuentro para personas de diferentes procedencias, edades y orígenes sociales. El 28 de mayo de 2016, la Alcaldía Mayor de Bogotá desalojó el sector como parte de un programa de seguridad pública y renovación urbana. Tras su desaparición, varios jóvenes que allí habitaban fueron trasladados al Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (IDIPRON) donde comenzaron un proceso de inclusión social y reducción de daños a través de actividades artísticas y creativas. Posteriormente, surgió la posibilidad de acercar a estos jóvenes al Museo Nacional de Colombia para crear con ellos recorridos, acciones pedagógicas y propuestas curatoriales.

Historias de la “L”. Ensamblando un mundo en un modelo a escala es una exposición en la que un grupo de jóvenes construirán un modelo a escala de la “L”, mientras dialogan con visitantes y especialistas sobre sus experiencias. Además de la maqueta, se exhibirán fotografías capturadas después del desmantelamiento del lugar y un glosario construido por los jóvenes de acuerdo al vocabulario que usaban en las calles.

El proyecto con los jóvenes del IDIPRON es parte de la iniciativa de acercar el Museo a poblaciones históricamente estigmatizadas y excluidas de los circuitos culturales. Busca generar reflexiones acerca de problemas sociales contemporáneos. La exposición es producto del trabajo participativo desarrollado por la Curaduría de Etnografía del Museo Nacional de Colombia en convenio con el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) y el IDIPRON.

El modelo a escala de la “L” será exhibido en la sala “Hacer sociedad” del  Museo Nacional, cuyo objetivo es mostrar procesos históricos de convivencia y confrontación ideológica, social y política, desde tiempos prehispánicos hasta el siglo XXI.

Fuente: Camilo Sánchez, corresponsal FIHRM-LA Colombia.